miércoles, 6 de abril de 2011

once of my favorite things

Brigita
Ayer fue un dia muy especial, de una forma u otra fui parte de la pelicula mas especial en mi vida. No se que edad tenia cuando la vi por primera vez, es sencillamente como si siempre hubiese estado ahi... pienso que quizas debia tener unos diez annos, porque yo sonaba con ser como Brigita y esa es la edad que se supone que tiene en la peli, me parecia sin duda la mas guapa, la mas dulce, la que mejor cantaba... luego, con los annos, mi pasion no fue parecerme a Brigita, sino ser la novia eterna de Christopher Plummer, el hombre mas apuesto, mas elegante, que yo he visto en cualquier pelicula y claro en ocasiones es un poco impactante cuando lo veo actuando en peliculas recientes, porque claro, aunque sigue siendo un senor muy atractivo, no es para nada MI  Christopher Plummer.

El musical fue muy especial, muy intenso, se abre el telon y salen las monjas cantando, fue emocionante, pero como esa cancion no sale en la pelicula, era como si todavia de verdad verdad, el musical no comenzara, pero claro, se ven luego las montanas y comienzan las primeras notas de "The sound of music" y fue tan emocionante! Se me erizo todo el cuerpo y me recoste a la baranda, escuchando, recordando, son demasiadas las sensaciones, los recuerdos que esta pelicula encierra, porque al ser una constante en mi vida, al final hay muchisimas cosas que recuerdo, relacionadas con ella. 


Obviamente hay cosas cambiadas, como que existen canciones que en la pelicula no,  que las canciones se cantan en otro momento, que no existe el numero de los titeres  y la cancion se canta durante la tormenta, pues "my favourite things" ha sido cantada antes con la madre superiora. Pero lo importante, lo sustancial esta ahi, de hecho, mucho de los dialogos son los mismos y el momento en el que ambos bailan un baile tipico autriaco, encierra tambien muchisima magia, es para mi sin duda, uno de los momentos mas romanticos que existen en el cine. Para algunos sera el tipico de Titanic, para otros el beso final de Casablanca, pero para mi, sin duda es este baile. 


El musical empezo con el reatraso tipico irlandes de unos 30 minutos, y duro alrededor de dos horas y media. Estabamos en la parte mas alta del teatro y aunque al principio todos teniamos un poco de vertigo, luego nos acostumbramos. Quizas por eso es que se retrasan media hora :-)  De cualquier forma, valio la pena esperar, valio la pena absolutamente todo, incluso el dolor en los pies... al final fui parte de mi pelicula favorita, porque si al final ellos cantan en el escenario custodiados por los nazis, yo era parte de ese publico y la experiencia me ha encantado. 


Al final muchos aplausos, la ovacion a los actores, la banda tocando  super alto un "remix" del musical, el publico aplaudiendo con ritmo, la gente de pie, emocionada, agradeciendo dos horas y media fantasticas, llenas de alegria. Ademas, con una audiencia muy emocionada, los padres de todos los ninos que se encontraban en la primera fila, pues ayer era el estreno en Dublin y ademas, una audiencia muy variada porque claro, cuando esta pelicula se estreno mi abuela tenia 36 anos, mi madre 14 y ha ido pasando de generacion en generacion, por lo que en una oportunidad unica como esta, no solo le apetece ir a la abuela, sino que tambien a la hija, que tuvo hijos y que los esta llevando a descubrir una de las obras mas dulces que existen.

Fue sin duda una noche inolvidable, un regalo maravilloso de mi Christopher Plummer espanol...

2 comentarios:

Almudena dijo...

Me alegro muchísimo, Dana

Un beso

Almudena

Edda Marilis dijo...

Que maravilloso es poder disfrutar de nuestros sueños y lo mejor, verlos realizado, que pudieras asistir al musical, disfrutarlo, deleitarte, sentirlo en la piel, es una experiencia que vale la pena; tu narrativa es excelente, lagrimas y piel de gallina me acompañaron mientras me deleitaba de tu emoción. Mil gracias por compartir tan hermosa experiencia, besos.