miércoles, 7 de marzo de 2012

buena voluntad y pacieeeeeeeeenciaaaaa



Yo no sé cómo es el proceso para hacer voluntariado en otros países, sin embargo, hacer voluntariado en Irlanda, es super complicado, especialmente si deseas trabajar con niños o animales.  En España trabajé como voluntaria en el albergue de perros de Toledo, donde apadriné a Dante, un perro precioso con una historia trágica. Para ser parte del grupo de voluntariado solo tuve que escribir una carta en la que explicaba las razones por las que quería participar del proyecto. En menos de una semana me contestaron felices y cariñosos por haber decidido ser parte activa de  los problemas perrunos toledanos.

Aquí he intentado trabajar de voluntaria en varias oportunidades. Primero hay que acudir para registrarte en la sección que te corresponde dependiendo del lugar de residencia. A partir de ese momento, te puedes inscribir en un  máximo tres ofertas. Ellos evalúan tu solicitud y en caso de progresar se ponen en contacto con el centro en cuestión. El año pasado escribí y me respondieron, el hecho ser extranjera trae consigo problemas, por ejemplo, que se necesita un permiso de la GARDA (policía) en el que ellos investigan tus lugares de residencia, desde el día que naciste  hasta el presente. Cuando por fin llegó el dichoso permiso, quedaban dos semanas para las vacaciones de verano y obviamente me dijeron que no tenía sentido comenzar el proceso. 

Ahora cuando tengo tiempo hasta que comience el curso, decidí volver a intentarlo y escribí a Barnardos, una organización que trabaja con niños con problemas económicos  para trabajar como Recepcionista. Un trabajo muy sencillo, porque no es de super recepcionista, ya que ni siquiera tenía que atender llamadas. Me llamaron agradeciendo mi interés y diciéndome que Barnardos recibe muchas solicitudes. Pasé la criba y me dijeron que si tenía el Garda Vetting  y yo respondí pletórica : Siiiiiiiiiiiiiii! Y todos contentos, sin embargo, la ilusión duró poco y luego se dieron cuenta que el Garda Vetting  que yo tengo no me sirve para trabajar de voluntaria  en organizaciones de caridad en contacto con niños, pues necesito tres años de residente en Irlanda.  Me han mandado de todas formas la planilla para ser parte del grupo de voluntarios interesados y debido a mi perfil han decidido que un puesto de recepcionista no es lo que mejor cuadra con mis estudios y experiencia laboral, que ellos quieren que hagamos lo que mejor sabemos  para estar contentos. Por otro lado, la otra solicitud era para trabajar en la oficina de un museo, en el departamento de arte. En esta el garda vetting  me servía pero han considerado que apesar de tener una formación que se ajusta perfectamente a los objetivos del departamento mi experiencia laboral no ha estado completamente relacionada en este campo. 

Me falta recibir la respuesta de la tercera solicitud, en un colegio, donde asumo que si el que tengo fue sacado por un colegio, también servirá para este, aunque visto lo visto, no lo sé. Por si fuera poca preocupación, se supone que en el curso tengo que hacer practicas y ya he conseguido tres, pues en todas he dicho que tengo el permiso, como luego resulte que nanai, yo me muero! 

En España donde el voluntariado no goza de demasiada salud, cualquiera diría que así es imposible, con todo lo que piden y con lo que tardan en entregar los documentos ( 3 meses de media), el deseo  de querer hacer algo por la comunidad aqui en Irlanda  termina pareciendo que la buena acción la hacen ellos contigo, es un favor de las organizaciones que ya sea por aburrimiento o lástima, te terminan aceptando. 



2 comentarios:

Mi álter ego dijo...

Cielo Santo, cuánta complicación. Hay que competir hasta para trabajar gratis...

Almudena dijo...

¡Manda huevos!